Esperan un milagro: Madre, padre e hijo de 17 años tienen cáncer y piden orar para vencerlo Skip to content

Esperan un milagro: Madre, padre e hijo de 17 años tienen cáncer y piden orar para vencerlo

Loading...
CopiarCódigo AMP

Kathy, Benoit y Luke Desclefs esperan ayuda divina para ganar su batalla triple con la cruel enfermedad. «Dios tiene que aparecer, la situación ya es muy inusual», aseguran.

Se acerca la Navidad y con ella las bellas juntas familiares, el compartir con los más queridos y recibir regalos y afecto para cerrar el año.

Cargando...

Benoit, su esposa Kathy y su hijo de 17 años, Luke, no quieren regalos ni caridad, sólo esperan que la gente conozca su historia y los ayude de la única forma que les sirve: rezando.

Esto, porque los tres están luchando la mismo tiempo con distintos y complicados tipos de cáncer.

Hace 5 años, Kathy recibió la terrible noticia de que sufría de un linfoma no hodgkiniano, un tipo de cáncer que se origina en el sistema linfático y que forma tumores malignos a partir de sus linfocitos, un tipo de glóbulos blancos.

Cargando...

Y si la familia de tres ya estaba acostumbrada a lidiar con la enfermedad de Kathy, la cual estaba avanzando positivamente, este año recibieron noticias terribles que derribarían cualquier tipo de optimismo.

Benoit, el marido de Kathy, fue diagnosticado con un tumor inoperable localizado en su cerebro en agosto de este año. Y como si fuera poco, unas semanas más tarde su único hijo Luke fue diagnosticado con el mismo cáncer de su madre. Tiene 17 años.

«Con Benoit, los doctores dijeron que tiene unos 12 añosCon Luke son optimistas porque tendría una muy buena prognosis si recibe bien el tratamiento, cosa que sabremos con certeza la próxima semana. Y conmigo, es muy difícil saberlo porque la variante de cáncer que me afecta es muy rara y no tienen suficiente información», dijo Kathy a la cadena norteamericana NBC4i.

Pero, lejos de perder la esperanza, los Desclefs siguen trabajando, viviendo y  mirando hacia adelante con optimismo. Si bien su historia puede sonar terrible para cualquier familia, ellos mantienen la fe en que Dios los va a ayudar a superar estas enfermedades.

Y es por eso mismo que no quieren caridad, donaciones ni regalos: lo único que piden es que la gente que conozca su historia y ore por ellos.

Loading...
CopiarCódigo AMP

«Estamos preparados para que Dios se haga presente porque esta situación ya es my inusual», agregó Kathy.

Y mientras esperan, los tres siguen trabajando en su restaurante familiar, «The Magnificat Café», famoso por sus sopas y quiches y que ahora está a la venta para solventar los gastos de su lucha triple contra el cáncer.

CopiarCódigo AMP
CopiarCódigo AMP